Sergio Sánchez, diseñador gráfico

Cuando vemos aparecer a Sergio, lo primero que nos preguntamos es de dónde saca el tiempo, puesto que sabemos que está involucrado en multitud de proyectos sociales y profesionales. Llega muy azorado porque-según asegura-es “mi primera entrevista personal”.

Buen conversador, se muestra apasionado en su discurso, sobre todo en lo concerniente a injusticias sociales y a la defensa de los gremios, por su “idea romántica de la vida”, explica.

Es la humildad personificada, con cero fingimientos. Todo en él es muy de verdad. ¡Y hasta ha conseguido ser profeta en su tierra! Por algo será…

Sergio Sánchez

                                                                                                                                                                                     

LAL: Sergio, ¿el panorama creativo en Canarias es tan poco halagüeño como nos hacen creer?

Profesionales, diseñadores, ilustradores… si en Canarias se hiciera un estudio de creatividad saldría un resultado per cápita muy por encima del resto de España. ¡Destacaríamos en el mundo! Pero esconden su trabajo, quizás por falta de formación en mercadotecnia. Soy autocrítico y yo tampoco sé autovenderme. El 90% de mi trabajo no lo firmo, porque pertenece al cliente. Pero sí soy súper crítico con los que venden inconsistencias. Lo más triste es que destacan más los carentes de talento. Es algo endémico nuestro.

 

LAL: Diseñador gráfico “de profesión”, comunicador “de vocación”, docente, instigador cultural, conferenciante, jurado… ¿se nos queda algo?

SS: (Se lo piensa mucho, y nos mira buscando pistas) ¡Ah, músico frustrado! Pero si tuviera que decir algo más, me definiría como algo quijotesco, con una idea romántica de la vida; de lucha contra las injusticias sociales. ¡Siempre al lado del débil!

LAL: ¿De ahí tu ferviente defensa de los artistas canarios?

SS: Bueno, yo intento que los artistas canarios se defiendan a sí mismos. No estoy nada a favor de la ‘gestión’ cultural, que entiendo es una manipulación en sí misma haciendo negocio con el talento de otros. Intento que el artista encuentre el discurso para su autodefensa. Yo entiendo que un ecosistema se genera espontáneamente, no se induce. La generación del ecosistema genera una efervescencia a falta de un agente activador, pero ya existe. Simplemente les he dicho ‘date a conocer’.

LAL: ¿De ahí surge CanariasCreativa.com?

SS: CanariasCreativa surgió fruto de la indignación y de la impotencia. Es sólo un humilde blog para dar representación al talento canario. Aunque ahora estamos dándole una capa más de dinamización. Un proyecto nuevo para combatir la venta de humo y la falta de ética.

LAL: ¿Y Avatara?

SS: Es una marca comercial registrada. El que me contrata, contrata Avatara. En CanariasCreativa pocos saben que soy yo. Externalizo la imagen para el bien común.

LAL: Te apasionan las nuevas tecnologías…

SS: Sí, pero le doy mayor valor a los seres humanos que hay detrás. En mi profesión diseño para las nuevas tecnologías. Por derivación profesional las uso y flipo con los miles de seguidores en Twitter… Me llena de orgullo y a la vez me da cierta pena que tengan de referencia a este calvo gafapastas (sonríe tímidamente).

LAL: Echando un vistazo a todo lo que se dice de ti, parece que has conseguido ser profeta en tu tierra

SS: (Lee con interés las reseñas) Eso es mentira (se sonroja, incluso). Sí me reconozco como ‘trabajador infatigable’, pero me faltaría el respeto a mí mismo si me lo creyera. Sí es cierto lo de ‘defensor de gremios’, pero porque he sido el primero en alzar la voz, que por las pocas canas que ya peino, tengo fuerza al decir las cosas e identificar a la gente. Soy uno más, de verdad te lo digo. Intento ser el mejor, porque se lo debo a mis clientes. No tiene mérito. Es lo que se espera de cualquier profesional.

LAL: Para contactar contigo en tu web hay que rellenar los típicos campos obligatorios, en el que incluyes ‘sueñas con’, con la leyenda ‘obligatorio por raro que parezca’…

SS: (Se sonríe) Es que la gente suele ser celosa de mostrarse como son, empezando por mí. Suele vender la imagen que el otro espera. Quiero romper esa idea. Quiero tratar con ellos de tú a tú, no con un cargo empresarial.

LAL: ¿Recuerdas alguna respuesta curiosa?

SS: Como soy muy divero, recuerdo a alguien que puso ‘conocer a Beyoncé en el Roque Nublo’…(ríe abiertamente).

LAL: Tú relación con LAL ha sido muy estrecha desde el principio, incluso desde la propia creación de la productora Inairi Films

SS: Sí, con mi pasión por la música coincidí en el coro, de chiquititos, con Luz, la hermana y socia de Alicia, y por extensión con toda su familia. Era mi familia 2.0. Alicia empezó a compartir experiencias conmigo, y se convirtió en un cliente fetiche, sin necesidad de romper capas, hablando de tú a tú. Lo de LAL fue un encargo muy urgente, ¡sólo dos días! Y era su proyecto, muy personal, visceral… Pero no lográbamos ponernos de acuerdo. Al final se materializó la idea del apego a la tierra, a lo femenino. LAL es capicúa, simétrica. La A significa la divinidad. Quise jugar con lo femenino, al invertir el triángulo en rojo representando el pubis. La naturaleza en la A, la huella del árbol, las cortezas enraizadas (se entusiasma). Es la tradición natural como base de la femineidad. Y luego la confrontación de las dos L, en un abrir y cerrar de un ciclo femenino en la tierra. El concepto que yo he trabajado con ellos es un identificador, no un logotipo. He traducido el concepto a imagen.

LAL: Y para acabar, un deseo para la posteridad

SS: Que respeten a la gente como quieren que se les respete a ellos…

 

Al despedirse nos da encarecidamente las gracias por la entrevista.

Entrevista: Isabel Zamora

Anuncios