Romina Vives y la improvisación

Romina Vives es un referente en la improvisación teatral en Canarias, una técnica con la que entró en contacto en Madrid en 2012 y que, ahora, se ha traído con ella con el propósito de formar y dar a conocer la Impro Teatral en Canarias.

Hoy hablamos con Romina sobre improvisación, sobre interpretación y sobre su paso por LAL.

 

¿Cuándo descubriste tu pasión por la interpretación?

Romina Vives: Raro es, pero no es vocacional, no como esas personas que dicen que nacieron con ello. A mí me Romina Vivesencantaba el teatro, pero me gustaba escribir las historias, dirigirlas. En mi pueblo siempre era yo la que lo montaba todo, pero salir no, me moría de vergüenza. Estando en Londres, donde me fui justo después del Instituto porque no sabía qué hacer con mi vida, fui a ver una obra de teatro y me encantó. Además uno de los actores había fallado y me dijeron si podía dar las réplicas y entrar en el personaje. Me lo pasé tan bien que, de repente un día, dije: “Quiero ser actriz”. Me puse a estudiar la carrera sin tener esa vocación, sin tener claro qué hacer con mi vida, pero sabía que eso me había gustado y quise lanzarme. Lo descubrí estudiando. Ahora, día tras día, reconozco que tengo la enfermedad del teatro.

 

¿Cuándo empezó tu trayectoria?

RV: Empecé la carrera en el 2000 en Valencia. Luego tuve la suerte de que me llamaron para dar clases y me gusta mucho ser profe.

 

¿Qué destacarías de tu formación?

RV: He sido profesora y a la par que estudiaba Arte Dramático también estudié Integración Social y eso me dio pie a querer dar clases en la cárcel y en barrios desfavorecidos. Por otra parte, siempre me ha gustado mucho el teatro clásico y algo de lo que me siento muy orgullosa es de la Impro, que lo descubrí en Madrid y me atrapó. Me parecía muy difícil pero me atrapó. Siento que la he traído a Canarias, con esa responsabilidad y aunque todavía esté a años luz, no paro y llevo un tiempo dedicada a la improvisación. Por otra parte me gusta el teatro infantil, soy una cabaretera a más no poder…

 

¿Cómo llegaste a este proyecto de Alicia Díaz?

RV: Me lo comentó una compañera, me habló del proyecto y al principio no lo entendí mucho. Luego me llamó Alicia. A ella la conozco desde que era pequeña y la quiero y respeto muchísimo. Nos conocemos porque sus dos hermanas pequeñas son mis mejores amigas, mis hermanas. Tuvimos una reunión y yo no sabía de qué me estaba hablando, no entendía nada, pero como era ella, confié en ella. Fue una cuestión de confianza hacia Alicia porque la conozco y me apetecía trabajar con ella. Sabía que la propuesta me iba a gustar y pasó como con el teatro, primero me tiré a la piscina y luego descubrí que me estaba dando mucho. Igual con este proyecto, me atrapó poco a poco.

 

¿Cómo valoras la posibilidad de participar en este proyecto?

RV: Este proyecto me ha abierto la mente. Siento que me ha abierto una puerta. Ha sido una semana divertidísima, descubriéndome -aunque esto es algo que hago día tras día, pero ahora ha sido más intenso-, le pones nombre y significado a los procesos internos…

 

¿Qué anécdotas curiosas puedes contar de estos días?

RV: Lo más curioso, quizá, sea todo este tema místico y espiritual. Yo no soy creyente y desde hace unos días pensé en permitirme tener fe, porque creer sí que puedo creer en cosas pero nunca he tenido fe. Y casi como un juego, quise permitirme tener fe y hay momentos en que lo he sentido y he querido dar un paso más allá de mi imaginario y charlar, por ejemplo, con las estrellas (ríe).

 

Romina Vives portada

¿Qué es lo que más te atrae de este documental?

RV: Todo este descubrimiento que estoy haciendo. Está también el compartir y conocer gente maravillosa, pero eso sucede en cada rodaje y en cada obra de teatro que hago. En este caso tiene que ver más con el reconocimiento propio que he tenido sobre mí.

 

¿Cuál es tu papel en LAL?

RV: Es mi papel en la vida. Muchos hablaban de descubrir a la heroína que llevamos dentro, pero creo que yo ya la tenía, que ya me he quitado muchas capas de cebolla en esta vida, aunque todavía tenga que quitarme algunas. Creo que ayudar y proteger a los demás, así es como me he sentido estos días.

 

Después de este documental, ¿tienes otros proyectos a la vista?

RV: Sigo con lo mío, espectáculo infantil, improvisación… Y también necesito mínimo una semana para mí, para preparar lo siguiente, porque tengo muchos proyectos en la cabeza y necesito sentarme. Este año quiero también dar un paso nuevo y hacer mi propia producción de teatro.

 

 

Si te ha gustado la entrevista compártela en Twitter:

Tweet: ‘Mi papel en #LAL es mi papel en la vida’. Entrevista con la #actriz Romina Vives: http://ctt.ec/H4O5_+ #documental #cine

Anuncios