Lourdes Angulo, producción de entrevistas

Lourdes es pura vitalidad. Las ideas le bullen y salen a borbotones, con pasión y calma-aunque resulte paradójico.

Sus muchísimos años de experiencia en la profesión no se reflejan en su rostro aniñado. Versátil, reflexiva, reivindicativa y positiva pero de “currárselo cada rato del día”, matiza.

Sus pensamientos saltan, casi brincan de un lado a otro hasta el punto de que pregunta preocupada: “¿me voy por las ramas?”, “¿me enrollo mucho?”. Para nada, es un placer escucharla…

Lourdes Angulo

 

LAL: Lourdes, en tu faceta de comunicadora has tenido que ejercer muchas veces de entrevistadora. ¿Cómo te sientes hoy al otro lado?

Lourdes Angulo: Descolocada pero ilusionada, porque puedes trasmitir más de tu trabajo.

LAL: Tú eres polifacética, ¿cuál es tu verdadera profesión?

LA: Publicista, creativa, comunicadora… pero creativa es mi esencia, y comunicadora es mi segunda esencia.

LAL: ¿Te ha influido mucho profesional y personalmente la temporada que pasaste en Londres en los 90?

LA: Fueron cinco años de trabajo que me aportaron una proyección amplia de la vida. Me fui a buscar mi sitio y sufrí una atracción brutal con Gran Bretaña y con su publicidad, que me fascina.

 

LAL: ¿Tomaste nota para poder aplicar nuevos puntos de vista e ideas en Canarias?

LA: Me fui empapando de la publicidad inglesa, del sentido del humor inglés, de su visión del mundo, de los formatos televisivos… y cambió mi visión profesional. Me apasiona el testimonial-el lado humano, brutal-junto con la publicidad y la creatividad. Lo adapté y empecé a bombardear a las productoras canarias y peninsulares, porque estaba sedienta de formatos creativos. ¡Si hubiera sido empresaria me hubiera ido de maravilla!

 

LAL: ¿Tan difícil es importar aquí buenas ideas para un creativo isleño?

LA: Pienso que somos una panda de valientes, echando para adelante, con inquietudes. Queremos espabilar a nuestros compañeros, para que nos se nos merienden. A mí también se me han merendado… Yo soy muy versátil, he hecho reportajes para el National Geographic, TV y publicidad para extranjeros. No te puedes quedar quieta. ¡Ocurren cosas, ven a buscarlas!

 

LAL: ¿Tenemos quizás un exceso de pudor para vendernos?

LA: Me parece muy buena pregunta. Totalmente. Nos sobra. Es una energía heredada, por español y por isleño.

 

LAL: ¿Cómo te embarcaste en esta aventura de LAL? Sé que tú también tienes lazos familiares en Santa María de Guía…

LA: Porque tenía que ser… Todo se junta, la inquietud de Alicia y la mía. Nos presentó la dueña de la Kasa de Guía, Masole-una loca embajadora-que también comparte este tipo de inquietud, y conectamos. Fui coordinadora en producción en la segunda parte del rodaje, orientada más a las entrevistas, reportajes, gestionando invitados… Es un trabajo fascinante conocer a todo el mundo íntimamente, no el envoltorio, sino lo que está dentro. Me llamó la atención la personalidad tan sumamente diferente de cada uno de los involucrados en el proyecto, pero todos eran lo mismo en el interior… ¡esa brutal humanidad! Con Alicia hablaba mucho, le transmitía todo. La volvía loca con mis impresiones. Fue muy fluido. Ese gran regalo… una conexión desde el principio que me contagió totalmente. No es un trabajo más, LAL está en una época diferente y se nota. Encontré unas causalidades brutales (que no podemos desvelar aún…). Tengo claro que todo lo bueno que se hace, se queda y se transmite. LAL es simplemente necesario, tenía que estar. Cuando se exponga tendrá el efecto que tiene que tener. Igual que nos ha movido a todos como una corriente, moverá…

 

LAL: Ahora estás sumergida en otro hermoso proyecto

LA: Sí (se le ilumina la cara), soy la coordinadora en Gran Canaria del International Bach Festival. Estoy fascinada y agradecidísima. Es un proyecto loco, la primera edición. Estamos picando el hielo, currando a tope, pero con la misma energía de antes. Este festival es un proyector de Gran Canaria al mundo. Tenemos mucho que ofrecer, con gente de gran valía. Fíjate que aquí hemos coincidido con gente de LAL. Hay que gritar a voces ‘¡nos ha tocado comunicar!’

Lourdes Angulo

 

LAL: ¿Cómo te ves en el futuro?

LA: El futuro no existe (mira fijamente). Lo estoy aprendiendo. Me veo en la montaña, con el barro, las vacas, localizando… No perdono observar alrededor. Me dejaré llevar.

Entrevista y fotos: Isabel Zamora

Anuncios