Alicia Díaz, directora y productora ejecutiva

Todo proyecto tiene alguien que se pone al frente y va trazando la senda por la que ha de discurrir. En el proyecto LAL esa persona es Alicia Díaz, aunque -como ella misma reconoce- intenta dejar que la vida influya en sus planes.

La realizadora canaria Alicia Díaz llegó al mundo del cine tras trabajar durante años como Alicia Díaz_1_aguacorresponsal y productora en varias agencias de noticias anglosajonas, así como en departamentos de comunicación en empresas en distintas partes del mundo. Un recorrido vital que la llevó a embarcarse en la aventura de estudiar cine en la New York Film Academy en 2006. En 2010 funda con su hermana Luz la compañía Inairi Films -productora que arropa el proyecto- y desde entonces no ha parado de dirigir y producir. 

Hoy queremos conocer más sobre ella, conocer cómo nace el proyecto, cómo va tomando forma y cuáles son los próximos pasos.

  

Hablamos, en su momento, de que LAL era un proyecto multidisciplinar. ¿Qué otros palos artísticos han tocado o tienen en mente, si es que podemos adelantar algo?

Alicia Díaz: A finales del 2012 comenzamos a trabajar en el proyecto LAL, creando una instalación multidisciplinar contenida en una estructura arquitectónica. Un colectivo de artistas de varias procedencias -España y Sudamérica- colaboró en su diseño. Con Pablo Mangiarotti -director de fotografía argentino con lazos familiares en Canarias- y Gabriel Gómez Castaños, productor de Inairi Films, articulamos el contenido visual. Fue la primera materialización de esta idea.

 

¿Y por qué LAL? ¿Qué significa esta palabra?

AD: LAL significa Madre Tierra, o La casa donde nací. El título apareció de repente como caído del cielo. Nos pareció que envolvía nuestra reflexión, que la redondeaba. Qué mejor forma de visualizar al ser humano que siendo albergado y protegido por su Madre.

 

Haz click para tuitear: LAL significa Madre Tierra o La Casa donde nací.

 

Santa María de Guía ha sido una de las localizaciones más importantes del rodaje. ¿Por qué Guía? ¿Por qué el norte de la isla de Gran Canaria?

Alicia Díaz_2_aguaAD: Santa María de Guía es el lugar de procedencia de mi familia paterna. Ahí pasé muchos momentos entrañables de mi infancia y adolescencia. Gracias a mi padre, que era senderista en sus ratos libres, llegué a conocer las bellísimas medianías del municipio. No sabría dónde empezar, tengo miles de recuerdos familiares… Rodar ahí mientras buscábamos el significado de los orígenes me pareció lo más natural. A mi parecer, sus paisajes están entre los más espectaculares de Gran Canaria. Los técnicos de fuera nos decían que a veces les parecía estar rodando en Irlanda, de tan verde que se veía todo. Además, es un lugar donde la tradición está muy presente, lo cual añadía aún más sentido a la historia.

 

Hemos entrevistado uno a uno a todos los miembros del equipo artístico y vemos que han reunido a un grupo muy heterogéneo que, al final, ha conseguido estar muy unido. ¿Qué te gustaría destacar del reparto actoral? 

AD: Creo que son un grupo de valientes. Se embarcaron en el proyecto casi a ciegas, y eso que la información previa de que disponían no era mucha. Todos y cada uno de ellos aportaron algo especial al proyecto, algo propio y esencialmente suyo. Se arriesgaron involucrándose en el relato ya no sólo como actores, sino como personas. Creo que ha sido un enorme privilegio trabajar con ellos, y que el entrenamiento con Christa Mountain fue fundamental.

 

Con esta entrevista arrancamos la presentación del equipo técnico y vemos que hay profesionales de la isla pero también de otros lugares. ¿Cómo han elegido a los técnicos? ¿Qué es lo más importante para ustedes? ¿Qué han valorado en ellos?

AD: La elección de los técnicos se ha hecho en base a las necesidades de la historia en sí, pero también de los requerimientos de producción. Gabriel Gómez Castaños, director de producción, es de Perú. Algunos de los técnicos son de Canarias-Cris López Noda, Alexis Ojeda, José Pina, Marco Toledo, Raquel De Jorge, etc.-pero también hemos contado con la colaboración de un director de fotografía peruano, Hugo Carmona, a quien conocí hace algunos años en Madrid, gracias a Gabriel. Por su experiencia como cámara de reportajes periodísticos y director de fotografía en documentales, así como por su procedencia, era perfecto para el proyecto. En colaboración con Cris López Noda, operadora de cámara natural de Gran Canaria, ha tejido la imagen idónea para nuestro relato. Hemos tenido mucha suerte con todo el equipo.

 

Además del equipo artístico y técnico, cuentan también con muchas empresas e instituciones que les han apoyado… Háblanos de ellos, de esas personas que han apoyado el proyecto sin pestañear.

AD: La verdad es que nombrarlos a todos en esta entrevista sería imposible. Por no dejarme a nadie atrás, agradecer a todas las personas que hemos entrevistado, a todos los que con su consejo y apoyo nos han animado a seguir adelante, a los actores, al equipo técnico, a los que nos han prestado sus servicios… Quisiera destacar especialmente el apoyo logístico e informativo que hemos tenido en todo momento por parte del Ayuntamiento de Santa María de Guía. Nos hemos sentido a gusto y arropados rodando en distintos rincones del municipio, y nos han proporcionado información muy valiosa.

 

En estos momentos están en plena fase de rodaje, ¿cómo está siendo la experiencia?

AD: Muy emocionante. Intentamos dejar que la vida influya en nuestros planes; a veces hasta nos sorprende con cosas que no habíamos preparado. Lo bueno es que todo va saliendo. Nos queda muy poquito por acabar de rodar.

 

Con la vista puesta en el final de rodaje, ¿cuáles son los próximos pasos?

AD: Montar será un proceso largo, como suele ser con los documentales. Aún nos quedan unos meses de trabajo antes de que LAL esté terminado.

 

Háblanos de tus proyectos anteriores, ¿cómo crees que te han preparado para afrontar este reto?

AD: Siempre que afronto un proyecto me doy cuenta de que todo lo que he aprendido me sirve para llegar adonde estoy hoy. Supongo que es así con todo en la vida, porque cualquier experiencia, buena o mala, encierra una enseñanza. Dirigir entraña saber un poco de los distintos oficios del cine, así que prepararme me ha costado algunos años. Es como tener vista de pájaro, para poder volar por encima del proyecto viendo que todo marche bien, pero dándole aire a la gente para crear. El cine es un esfuerzo de creación conjunta.

 

Haz click para tuitear: El cine es un esfuerzo de creación conjunta.

Anuncios