Abraham Santacruz

Es el más joven del grupo pero no le faltan tablas, formación ni experiencia. Abraham Abraham 1Santacruz, nacido en Telde, es un actor que se está consolidando como habitual en la escena grancanaria. Teatro, televisión, cine, improvisación e incluso baile. Un perfil muy completo para un actor que promete.

 

¿Cuándo descubriste tu vocación por la interpretación?

Abraham Santacruz: Pues es muy difícil concretarte un momento determinado. En mi familia no hay nadie que se dedique al arte en general, y cuando era pequeño tampoco era de ir mucho al teatro ni al cine. Un día, de buenas a primeras, con 11 años, le dije a mi madre que quería ser actor. Yo todavía me pregunto de dónde saqué eso (ríe). Pero desde que tomé esa decisión no he parado de luchar por mi sueño. Recuerdo los consejos de mi madre y todas sus amigas diciéndome que no lo hiciera, que me lo tomara solo como un hobby y yo, cada vez que me decían eso, más me empeñaba en conseguirlo. Hoy por hoy mi madre va a verme a todo lo que hago y, desde que vio que era imposible hacerme cambiar de idea, me apoya en todo lo que hago.

 

¿Desde cuándo te dedicas profesionalmente?

AS: Desde los 11 años que decidí ser actor. Nunca me ha gustado decir que me dedico profesionalmente desde tal fecha, porque soy una persona muy muy exigente con mi trabajo, será por lo difícil que lo he tenido desde siempre, y muy perfeccionista. Cualquier cosa que he hecho, ya sea cobrando o no, “profesional” o no, la he hecho con todo mi entusiasmo y entregándome totalmente al trabajo.

 

¿Qué formación y/o experiencia te gustaría destacar?

AS: Por suerte tengo mucha formación. No me canso de hacer todo lo que creo que me viene bien. He estudiado cine en Madrid con muchos directores y actores importantes. Destaco a Iñaki Aierra, que es un viejito muy entrañable que conocí justamente gracias a Alicia. Aierra estudió en el Actors Studio y te da mucha caña para exprimirte, como me gusta a mí (Abraham ríe). Fui alumno de la actriz canaria Blanca Rodríguez durante muchos años. Y otra formación muy importante, y muy reciente, que he tenido es la de la improvisación. Actualmente trabajo en espectáculos que están totalmente improvisados y creamos el texto, escenografía, emociones… delante del público. Es muy interesante y he crecido y aprendido muchísimo como actor.

 

¿Cómo valoras la posibilidad de participar en este documental?

AS: Tuve mucha suerte. Tampoco es que haya muchas ofertas para los actores canarios, y no como ésta. Soy un superviviente y siempre hago mil cosas a la vez. Hasta en vacaciones estoy dándole a la cabeza para crear yo mismo mis propios espectáculos. Soy una hormiguita. Pero cuando llegó este proyecto me ilusioné muchísimo, sobre todo por la idea de trabajar con muchísimos compañeros. No es habitual encontrar trabajos donde puedas tener tantos actores. Fue muy enriquecedor.

Me encanta justo el momento en que te embarcas en un nuevo proyecto, toda esa fase previa que tenemos que hacer los actores de investigación, preparación, creación de personajes… Soy un freak de todo eso, lo disfruto muchísimo. Esto fue totalmente diferente desde el principio. Pero desde que digo sí a algo, me entrego en cuerpo y alma.

 

¿Cómo llegaste a este proyecto?

AS: Pues gracias a Alicia. La conocí en el curso de cine de Iñaki Aierra y, a partir de ahí, siempre hemos estado en contacto. A ella le parecía interesante contar conmigo por mi experiencia en la improvisación teatral, ya que el proyecto que nos ofreció era algo peculiar e inusual.

 

¿Qué es lo que más te atrae de LAL?

AS: Creo que todos mis compañeros vamos a coincidir en lo diferente e inusual. Era una propuesta muy interesante, en la que tuvimos que viajar por nuestras emociones… Fue muy duro pero muy enriquecedor. Christa hizo un trabajo fantástico, en el que nos removió todo por dentro. Un viaje intenso en busca de tu héroe personal.

 

Tuitea la entrevista de Abraham: LAL fue un viaje intenso en busca de tu héroe personal.

 

¿Qué papel interpretas?

AS: Pues interpreto varios personajes pero, en todos, Alicia me colocó en el ojo de la tormenta (ríe al recordar los ensayos). Todos están en un proceso oscuro, tormentoso, de aprendizaje personal.

 

Abraham ríe con ironía al recordar aquellos días y aprovechamos para preguntarle cómo fue su experiencia durante el rodaje. 

AS: Me divertí muchísimo. Amo tanto a lo que me dedico que, todo lo que conlleva esta profesión, lo disfruto y lo exprimo hasta el último momento: el primer día de rodaje, la convivencia entre todo el equipo, la comida -que estaba buenísima por cierto- hasta el hecho de que te digan “acción”. Pero si tengo que destacar algo son los compañeros. Me sentí muy a gusto con todos y muy respetado como actor siendo literalmente el “baby” del equipo, como algunos me decían.

Abraham 2Disfruté mucho de todo, con mis compañeros, y conocí actores increíbles y amigos. No quiero nombrar a nadie, ya que con todos tengo alguna anécdota. Pero hicimos un grupo que hemos seguido luego en contacto, y con ganas de volver a trabajar juntos: Sara Guerra, Lamberto Guerra e Iris Díaz. Luego descubrí a Madariaga. Lo conocía de la profesión, pero me llevé un amigo increíble. Disfrute muchísimo con él delante y detrás de las cámaras.

Y como cotilleo, Lamberto Guerra es amigo íntimo mío desde hace muchos años, pero me pasó algo muy curioso. Nos entró en una de las noches un ataque de risa como nunca lo habíamos tenido, y creo que nos pegamos como una hora sin parar de reírnos. La gente nos miraba rarísimo, como que no entendían nada, no podíamos ni mirarnos a la cara. Y ahí descubrí una risa que tiene Lamber que nunca se la había escuchado. Recuerdo que le dije “esa risa es nueva” y más nos reíamos. Cosas de actores que están locos.

 

Háblanos de tus próximos proyectos. 

AS: Pues ahora pensando tengo bastantes. Soy uno de los bailarines profesionales del Carnaval de las Palmas. Llevo cinco años participando bailando en las diferentes oberturas de las Galas.

Estoy con varias obras de teatro, “La vuelta al Mundo en 80 días” -en la que hago ocho personajes, una locura- y en la que disfruto muchísimo porque me tocaron todos los personajes divertidos. Y también con “Impropio “ y “Recuerdos”, que son espectáculos donde se trabaja desde la improvisación.

Y hay más cosas por ahí que no puedo decir porque no está confirmado, pero muy contento con este año, que promete.

 

Si tuvieras que resumir en tres palabras tu experiencia en este documental, ¿cuáles elegirías?

AS: Profundo, intenso y enriquecedor (a nivel personal y profesional).

 

Anuncios